ASOCIACIÓN MADRILEÑA PARA LA LUCHA CONTRA LAS ENFERMEDADES RENALES

Inicio | Quiénes somos | Junta directiva | Servicios | Guía de la patología | Hazte socio | Donación de órganos | Actualidad | Galería de fotos | Contacto | Mapa web

GUIA DE LA PATOLOGIA

La insuficiencia renal
Ya estoy trasplantado de riñón, ¿y ahora qué?
El tratamiento inmunosupresor
El rechazo
Recomendaciones y cuidados
Precauciones y síntomas de alerta
La Anemia
La enfermedad cardiovascular
La enfermedad digestiva
La enfermedad ósea
La enfermedad respiratoria
Otras situaciones clínicas
Glosario FAQ'S

Recomendaciones y cuidados > La piel

La piel del paciente trasplantado renal es más sensible. El cuidado de la piel, el control anual por un dermatólogo y un adecuado tratamiento son muy importantes para la salud de su piel. En algunos casos puede aparecer:

  • Acné: aparece generalmente en las primeras semanas después del trasplante. Se debe al efecto de los esteroides. Desaparece con la reducción de la dosis y un tratamiento adecuado.
  • Verrugas: se solucionan fácilmente con tratamiento local.
  • Herpes: la aparición rápida de unas vesículas (generalmente siguiendo un trayecto de las costillas o el muslo) dolorosas y que se rompen y se transforman en un costra debe hacerle consultar con su médico rápidamente para descartar esta infección y poderle poner un tratamiento curativo precozmente.
  • Hirsutismo: en algunos casos puede producirse el crecimiento aumentado del vello generalmente relacionado con el tratamiento inmunosupresor (ciclosporina). Puede solucionarlo con procedimientos físicos (depilación o cremas), aunque en algunos casos puede ser necesaria la modificación del tratamiento inmunosupresor.
  • Tumores: son muy fáciles de diagnosticar, ya que se detectan fácilmente. La exposición al sol sin una protección adecuada favorece su aparición. El tratamiento consiste en la resección quirúrgica. Ante cualquier lesión sospechosa, debe consultar a su médico.
  • Hematomas: con los años y el efecto de la cortisona, la piel se vuelve más fina y pueden producirse hematomas fácilmente. Se resuelven espontánaemante.

Consejos

  1. Tenga una buena higiene corporal. Utilice un jabón neutro y séquese bien los plieges de la piel para evitar la humedad que favorece el crecimiento de gérmenes.
  2. Mantenga la piel hidratada.
  3. Realice un control anual por un dermatólogo.
  4. Vigile la exposición al sol. Las radiaciones ultravioletas del sol son perjudiciales para todo el mundo, ya que pueden producir quemaduras, cáncer de piel, verrugas o envejecimiento prematuro de la piel. Su piel es más sensible a los efectos del sol. Evite tomarlo entre las doce y las cuatro de la tarde. Utilice cremas con un elevado factor de protección (superior a 25) y una gorra para protegerle la cara.
  5. Proteja su piel en caso de realizar una actividad peligrosa que pueda lesionarla, ya que la piel puede infectarse con más frecuencia y la cicatrización de las heridas puede ser más lenta.
  6. Explórese y aprenda a conocer su piel. Si tiene alguna duda, consulte.
  7. En caso de aparecer alguna lesión en la piel (verruga, bulto, cicatriz que sangra, manchas o vesículas pequeñas), debe consultarlo con su médico.
  8. Si tiene un exceso de vello corporal, tenga cuidado con el método de depilación para evitar lesionarse la piel. En casos severos, la supresión de la ciclosporina y la sustitución por otro fármaco será la solución.

 

DonaSangre.JPG
OTROS_FINES_banner.JPG
recetario.JPG
Distinción de la CM a ALCER Madrid.JPG
WIS.jpg
40aniversarioALCER.JPG
            Inicio | Quiénes somos | Junta directiva | Servicios | Guía de la patología | Hazte socio | Donación de órganos | Actualidad | Galería de fotos | Enlaces | Contacto | Aviso legal | Mapa web |
Glosario | FAQ'S | Diseño web de Hooping.net | C/ Virgen de la Oliva 67 y 69 local · 28037 MADRID · Tfno.: 91 754 36 04 · Fax: 91 754 02 98
[X] Cerrar