ASOCIACIÓN MADRILEÑA PARA LA LUCHA CONTRA LAS ENFERMEDADES RENALES

Inicio | Quiénes somos | Junta directiva | Servicios | Guía de la patología | Hazte socio | Donación de órganos | Actualidad | Galería de fotos | Contacto | Mapa web

GUIA DE LA PATOLOGIA

La insuficiencia renal
Ya estoy trasplantado de riñón, ¿y ahora qué?
El tratamiento inmunosupresor
El rechazo
Recomendaciones y cuidados
Precauciones y síntomas de alerta
La Anemia
La enfermedad cardiovascular
La enfermedad digestiva
La enfermedad ósea
La enfermedad respiratoria
Otras situaciones clínicas
Glosario FAQ'S

El tratamiento inmunosupresor > ¿Cuáles son los fármacos inmunosupresores?

  Existen un gran número de fármacos inmunosupresores disponibles actualmente que han demostrado una gran utilidad clínica. En los últimos años, se han producido grandes avances en este campo, de forma que se están estudiando muchos otros fármacos que en un futuro próximo estarán ya disponibles. Actualmente, se emplea la combinación de diferentes fármacos. Su nefrólogo le pautará la combinación más adecuada para su tipo de trasplante.

  Hay unos fármacos (fármacos de inducción) que se utilizan únicamente en los primeros días, o a lo sumo en las primeras semanas después del trasplante, y se administran por vía endovenosa: timoglobulina, basiliximab, daclizumab, OKT3.

  En su domicilio, usted recibirá alguno de los fármacos siguientes. La combinación de estos fármacos y sus dosis son diferentes para cada paciente.

  • Corticosteroides: se utilizan desde hace muchos años tanto para la prevención como para el tratamiento del rechazo agudo. Pueden producir elevacion del colesterol, hipertensión, diabetes, fragilidad de la piel u osteoporosis. Actualmente, se emplean a dosis mucho más reducidas, de modo que los efectos secundarios son mucho más bajos. En algunos casos pueden suspenderse.
  • Ciclosporina: su introducción supuso un gran avance en el trasplante de riñón, ya que permitió mejorar notablemente los resultados. Puede producir hipertensión, elevación del colesterol, ácido úrico, toxicidad renal, crecimiento de las encías o del vello. Se miden sus niveles en sangre, con lo que se puede ajustar la dosis adecuada y reducir los efectos indeseables.
  • Tacrolimus: es más moderno que el anterior. Actúa de modo idéntico a la ciclosporina, aunque es más potente. Sus efectos secundarios son también similares, aunque induce menos hipertensión o elevación del colesterol y no produce crecimiento de las encías ni del vello. Por el contrario, puede provocar temblor o diabetes. También se puede mediar en sangre.
  • Sirolimus y everolimus: son fármacos muy recientes. No tienen toxicidad renal. Pueden producir elevación del colesterol, anemia, descenso de los glóbulos blancos, edemas o pérdida de proteinas. Se pueden medir en sangre.
  • Micofenolato-mofetil y ácido micofenólico con recubrimiento enterico: se utilizan en combinación con los anteriores y han permitido reducir la tasa de rechazo agudo. No tienen toxicidad renal. Pueden producir molestias abdominales, diarreas, anemia o descenso de los glóbulos blancos. Se pueden medir en sangre.
  • Azatoprina: fue un fármaco muy utilizado hace más de diez años. En la actualidad, ha dejado prácticamente de utilizarse en los paises occidentales por su menor potencia. Puede producir anemia o descenso de los glóbulos blancos.
DonaSangre.JPG
OTROS_FINES_banner.JPG
recetario.JPG
Distinción de la CM a ALCER Madrid.JPG
WIS.jpg
40aniversarioALCER.JPG
            Inicio | Quiénes somos | Junta directiva | Servicios | Guía de la patología | Hazte socio | Donación de órganos | Actualidad | Galería de fotos | Enlaces | Contacto | Aviso legal | Mapa web |
Glosario | FAQ'S | Diseño web de Hooping.net | C/ Virgen de la Oliva 67 y 69 local · 28037 MADRID · Tfno.: 91 754 36 04 · Fax: 91 754 02 98
[X] Cerrar