ASOCIACIÓN MADRILEÑA PARA LA LUCHA CONTRA LAS ENFERMEDADES RENALES

Inicio | Quiénes somos | Junta directiva | Servicios | Guía de la patología | Hazte socio | Donación de órganos | Actualidad | Galería de fotos | Contacto | Mapa web

GUIA DE LA PATOLOGIA

La insuficiencia renal
Ya estoy trasplantado de riñón, ¿y ahora qué?
El tratamiento inmunosupresor
El rechazo
Recomendaciones y cuidados
Precauciones y síntomas de alerta
La Anemia
La enfermedad cardiovascular
La enfermedad digestiva
La enfermedad ósea
La enfermedad respiratoria
Otras situaciones clínicas
Glosario FAQ'S

La insuficiencia renal > Trasplante

  El trasplante renal es la opción que proporciona un tratamiento más parecido a como funcionan los riñones originales. Se puede llevar una vida normal, salvo en algunos casos que pueden introducirse algunas restricciones en la dieta y en la toma de líquidos, pero en general la mejora en calidad de vida es notable.

  El trasplante renal es un tratamiento, no una curación por lo que deberá seguir tomando medicación y visitando a su médico regularmente. Consiste en la implantación quirúrgica de un riñón sano proveniente de un donante, ya sea vivo o de un donante fallecido recientemente.

  Una vez analizada su situación clínica, el nefrólogo, iniciará los estudios pertinentes para los casos en que pudiera ser candidato a recibir un trasplante renal, pues no siempre el beneficio que supone el trasplante compesa el riesgo que algunos pacientes pueden correr con el mismo.

  El tiempo transcurrido en la lista de espera para recibir un trasplante puede ser largo y crear ansiedad. Esto se debe a que la necesidad de órganos es superior a las donaciones efectuadas. El trasplante renal requiere una operación en la que el riñón sano donado se coloca bajo la piel cerca del hueso de la cadera.

  El riñón trasplantado puede no funcionar inmediatamente. Es probable que el paciente necesite continuar dializándose durante un tiempo tras la operación. También existe el riesgo de que el organismo rechace el riñón donado. Para reducir la posibilidad de que esto ocurra, es necesario tomar medicación todos los días. Al igual que en la mayoría de medicamentos, se pueden experimentar efectos secundarios. El médico o la enfermería de trasplante lo tratarán adecuadamente y ajustarán su medicación en caso necesario.

  Para cuidar del riñón trasplantado hay que acudir a las visitas médicas y seguir las directrices indicadas por su médico o enfermera. Es importante seguir una dieta equilibrada y mantenerse en forma, dado que la resistencia a la enfermedad y a las infecciones puede disminuir, sobretodo durante los meses siguientes a la operación. Siga los consejos de su nefrólogo. Las visitas al hospital serán menos frecuentes y más flexibles que en diálisis, pero tendrá que ir periodicamente a revisar su estado físico y el de su ingerto.

 

 

 

 

DonaSangre.JPG
OTROS_FINES_banner.JPG
recetario.JPG
Distinción de la CM a ALCER Madrid.JPG
WIS.jpg
40aniversarioALCER.JPG
            Inicio | Quiénes somos | Junta directiva | Servicios | Guía de la patología | Hazte socio | Donación de órganos | Actualidad | Galería de fotos | Enlaces | Contacto | Aviso legal | Mapa web |
Glosario | FAQ'S | Diseño web de Hooping.net | C/ Virgen de la Oliva 67 y 69 local · 28037 MADRID · Tfno.: 91 754 36 04 · Fax: 91 754 02 98
[X] Cerrar