ASOCIACIÓN MADRILEÑA PARA LA LUCHA CONTRA LAS ENFERMEDADES RENALES

Inicio | Quiénes somos | Junta directiva | Servicios | Guía de la patología | Hazte socio | Donación de órganos | Actualidad | Galería de fotos | Contacto | Mapa web

ACTUALIDAD

ENERO 2018
FEBRERO 2018
MARZO 2018
ABRIL 2018
MAYO 2018
JUNIO 2018
JULIO 2018
REVISTA ALCER
NOTICIAS AÑO 2017
NOTICIAS AÑO 2016

30.12 - Desinfectantes "entrenan" a superbacterias

Los desinfectantes podrían "enseñar" métodos de resistencia a las bacterias

  Los científicos sabían de antemano que determinados microorganismos son capaces de sobrevivir a los desinfectantes, pero la nueva investigación muestra que el mismo proceso podría fortalecerlas ante determinadas drogas. Según los expertos, las bacterias pueden volverse resistentes a un antibiótico al cual no ha sido expuesta previamente. El equipo de investigadores de la Universidad Nacional de Irlanda en Galway, que centró su estudio en bacterias comúnmente halladas en hospitales, instó a la comunidad científica a replantear la forma en la que se combaten las infecciones en un artículo que publicó la revista científica Microbiology.

  Los expertos descubrieron que, al añadir mayores cantidades de desinfectantes a cultivos de la bacteria Pseudomonas aeruginosa en el laboratorio, ésta no sólo aprendió a resistir a la sustancia sino también a la Ciprofloxacina -un antibiótico de prescripción común- a pesar de no haber sido expuesta a este fármaco con antelación. Los investigadores dijeron que la bacteria se había adaptado con el fin de expulsar a los agentes antimicrobianos -desinfectantes o antibióticos- de sus células.

MUTACIÓN

  La bacteria adaptada también presentó una mutación en su ADN que le permitió resistir específicamente a antibióticos como la Ciprofloxacina.  Lo más preocupante es que las bacterias parecen ser capaces de adaptarse a los antibióticos sin siquiera haber sido expuestas a ellos. La Pseudomonas aeruginosa es un microorganismo que suele atacar a personas que ya se encuentran seriamente enfermas. Puede provocar una amplia gama de infecciones, particularmente en individuos con sistemas inmunológicos debilitados, como pacientes con VIH/SIDA, cáncer, quemaduras severas, diabetes o fibrosis quística. Los desinfectantes son utilizados para prevenir la propagación de la bacteria en diversas superficies, pero si el microorganismo es capaz de sobrevivir y atacar al paciente, se opta por la administración de antibióticos para combatir la infección. Las bacterias que logran sobrevivir ambos controles -desinfectantes y antibióticos- pueden convertirse en una seria amenaza para las personas hospitalizadas, advirtió el estudio.

  Aunque en los altos niveles de concentración que generalmente se utilizan en estos casos no serían un problema, el autor de la investigación, el doctor Gerard Fleming, dijo que "los residuos de desinfectantes diluidos incorrectamente y dejados en los hospitales podrían promover el crecimiento de bacterias resistentes a los antibióticos". "Lo más preocupante es que las bacterias parecen ser capaces de adaptarse a los antibióticos sin siquiera haber sido expuestas a ellos", añadió.

  Un estudio de la Unión Europea publicado este año ya había hecho énfasis en la importancia del uso "prudente y apropiado" de los desinfectantes para minimizar el riesgo de que las bacterias se vuelvan resistentes a ambas formas de defensa. Puede que los desinfectantes no sólo sean el problema sino también la cura.

  Este año también se informó que tratamientos en hospitales en Brasil habían sido puestos en riesgo por la presencia de la Mycobacterium masiliense, una bacteria que ha desarrollado resistencia a un fluido de esterilización de uso común y a varios antibióticos. "Fue muy significativo porque se trató del primer incidente vinculado a la resistencia a un biocida (desinfectante o fármaco) que provocó un fracaso clínico, algo nuevo hasta ahora", afirmó el doctor Gerry McDonnel, un investigador en este campo. "Es necesario que ésta se convierta en un área de investigación y debate, pero vale la pena tener en cuenta que puede que los desinfectantes no sólo sean el problema sino también la cura", agregó.

  Investigaciones publicadas en 2009 indicaron que las toallas desinfectantes utilizadas para protegerse de la especie bacteriana Staphylococcus aureus, resistente a la meticilina, podría más bien contribuir a propagarla. La razón, apuntaron los estudios, es que la cantidad de solución presente en esas toallas a menudo no es suficiente para matar a todos los microorganismos, y el personal que trabaja en los hospitales a veces utiliza la misma toalla desinfectante para limpiar más de una superficie.

Fuente BBC Ciencia

DonaSangre.JPG
OTROS_FINES.JPG
recetario.JPG
Distinción de la CM a ALCER Madrid.JPG
WIS.jpg
40aniversarioALCER.JPG
            Inicio | Quiénes somos | Junta directiva | Servicios | Guía de la patología | Hazte socio | Donación de órganos | Actualidad | Galería de fotos | Enlaces | Contacto | Aviso legal | Mapa web |
Glosario | FAQ'S | Diseño web de Hooping.net | C/ Virgen de la Oliva 67 y 69 local · 28037 MADRID · Tfno.: 91 754 36 04 · Fax: 91 754 02 98
[X] Cerrar